Puyehue-El Caulle en erupción

El día sábado 4 de Junio tras una previa de enjambres sísmicos que hacían prever que una erupción era inminente, se produjo una explosión en el volcán Puyehue del cordón Caulle que generó una columna de gases con una altura aproximada de 10 km y un ancho de 5 km (según lo reportado por el OVDAS). La dirección predominante de los vientos era hacía el sur  a los 5 km de altura y hacia el Sureste y Este a 10 km de altura, por lo que ciudades del lado argentino como Bariloche, resultaron muy afectadas por la caída de cenizas que convirtieron la tarde del sábado en una noche total.

El complejo volcánico de Puyehue-Cordón Caulle (PCCVC) es un gran cadena volcánica basáltica a riolítica extendida de NO-SE- de finales del Pleistoceno al Holoceno transversal al sureste de Lago Ranco. El estratovolcán Puyehue ( 40.590°S- 72.117°W) que se eleva 2236 metros cuenta con composiciones dominantemente basálticas a riolíticas y la geoquímica más diversa del PCCVC. La parte superior plana del volcán Puyehue  fue construida encima de una caldera de 5 km de ancho y está coronada por una caldera de 2,4 km de ancho del Holoceno. Los flujos de lava y domos de composición riolítica se encuentran sobre todo en el flanco oriental de Puyehue. La última erupción conocida es de 1990 aunque quizás su más famosa erupción fue la de 1960 posterior al gran terremoto de Valdivia de 9.5.

La zona geotérmica del Cordón Caulle ocupa una depresión volcano-tectónica de unos 6 x 13 kms de ancho y es la mayor área geotérmica activa  de la zona volcánica sur de los Andes.

Centros de emisión y lavas de la erupción de 1960 en el Cordón Caulle. Al fondo el volcán Puyehue. Vista Hacia el sureste (fotografía de Jorge Muñoz). SERNAGEOMIN

Actualización 09-Junio

El día de hoy, el SERNAGEOMIN ha actualizado el reporte de la actividad del Complejo Volcánico Puyehue Cordón indicando que:

desde las 13 horas del día de ayer y hasta la hora de emisión del presente reporte, la actividad sísmica asociada al Cordón Caulle mostró una leve aumento con respecto al día de ayer, registrándose un promedio de ocurrencia de 10 eventos/hora, la mayoría de ellos relacionados con fracturamiento de material rígido (VT) y explosiones (EX).

De igual forma, se sigue registrando una señal continua de tremor asociada con el proceso de desgasificación y salida de material hacia la superficie, la cual ha sido observada de forma permanente desde el inicio del proceso eruptivo.

Las condiciones climatológicas no han permitido observar la columna eruptiva. Las imágenes del satélite GOES de la NASA obtenidas a las 04:45 hora local, mostraron una pluma muy disminuida con una longitud total aproximada de 200 km. dispersándose en el frente de mal tiempo y dirigida hacia el noreste sobre  territorio argentino.

Dada la estabilidad de la actividad eruptiva (inferida por la señal sísmica de tremor) es posible que continúe la ocurrencia de oleadas de flujos piroclásticos bajando por el cauce del río Nilahue cuyas aguas alcanzarían temperaturas similares a las reportadas el día de ayer. Se resalta la peligrosidad que implica la cercanía a las las partes altas del valle del río Nilahue y sus tributarios por la ocurrencia de estos fenómenos.

De acuerdo con los pronósticos del tiempo, que indican lluvias fuertes en la región, y dada la alta acumulación de material piroclástico (ceniza, pómez, flujos) en las cabeceras de los cauces nacientes en el complejo volcánico, existe la probabilidad de ocurrencia de lahares secundarios generados, por represamiento de sus cauces a la vez que por el arrastre de dicho material con la ocurrencia de lluvias. Los principales cauces que pueden ser afectados por lahares en la situación actual son, al noreste: río Nilahue, río Contrafuerte y aquellos en la cuenca del río Hueinahue; al sureste: la cuenca del Gol Gol y los cauces del Parque Nacional Puyehue.

De la misma manera, es importante destacar que dada la importante acumulación de cenizas que afecta el sector del paso internacional, es probable que producto de las lluvias se vea afectado por lahares, que debieran bajar por los cauces de los ríos de ese sector, originados por el transporte del material piroclástico acumulado en las laderas del Cordón Caulle y volcán Puyehue.

Aunque la sismicidad y la actividad eruptiva (inferida de la señal sísmica de tremor), poseen una tendencia hacia la estabilidad, el proceso eruptivo continúa y es posible que vuelva a presentar un incremento con episodios similares a los ya ocurridos o superiores en intensidad. Por lo tanto se conserva el nivel de la alerta volcánica en Nivel 6 – ROJO: ERUPCIÓN MODERADA.

Las cenizas del Puyehue siguen cayendo y en todo el sur de Argentina los vuelos han sido cancelados. Una leve capa de ceniza ha llegado hoy incluso hasta Buenos Aires, causando la cancelación de más de 300 vuelos nacionales e internacionales.

En esta página se pueden ver algunas fotos impresionantes de los momentos de la erupción del volcán Puyehue y no olviden visitar algunas de las recomendaciones sobre qué hacer frente a la caída de cenizas volcánicas.

Los rayos volcánicos pueden ayudar al rastreo de cenizas

La erupción del volcán  Eyjafjallajökull en Islandia a finales de marzo de 2010 produjo una gran columna de cenizas y una serie de trastornos considerables a los vuelos en toda Europa. Ahora los investigadores han descubierto que la cantidad de rayos producidos cerca del volcán cada hora era más o menos proporcional a la altura de la pluma de ceniza volcánica. Ellos creen que la técnica podría usarse para monitorear los volcanes en lugares remotos o los que están oscurecidos por la lluvia.

Según nuevas investigaciones, los rayos derivados de erupciones volcánicas  podrían ser utilizados para estimar la altura de una columna de cenizas arrojadas durante la erupción.

La erupción en abril del volcán islandés Eyjafjallajökull  creó una gigantesca nube de cenizas, la cual cubrió por un momento la mayor parte de Europa, hizo ver puestas de sol color rojo fuego y produjo la suspensión temporal de la aviación internacional, lo que derivó en un caos de viajes para  decenas de miles de personas.

Si bien,  los científicos que monitorean el volcán utilizan satélites y radares para rastrear el progreso de una pluma,  a menudo tienen dificultades para vigilar el progreso de la ceniza volcánica cuando anochece y cuando los cambios climáticos dificultan el trabajo. Los relámpagos que acompañan a estas plumas podrían ayudar a este esfuerzo: esta nueva investigación sugiere que los grandes relámpagos relacionados a las plumas volcánicas en Islandia están correlacionadas con las alturas de éstas plumas, lo cual es consistente con otros trabajos recientes.

Relámpagos Volcánicos

El Eyjafjallajökull comenzó a inyectar cenizas volcánicas a la atmósfera el 20 de marzo de este año. En pocos días, la pluma de ceniza alcanzó una altura de 9 kilómetros. La pluma estaba tan cargada eléctricamente que produjo sus propio rayos, lo que podía ser detectado a muchos miles de kilómetros de distancia, en el día y la noche,  según el estudio, que se basa en mediciones de la red de ubicación de rayos ( ATDnet) en la Oficina Meteorológica del Reino Unido.

“Hay la idea de que las erupciones volcánicas son tormentas sucias”, dijo Earle Williams,  científico atmosférico del MIT, que no estuvo involucrado en la nueva investigación, pero ha estudiado la relación entre la altura de las nubes de ceniza y los relámpagos.

El cómo funciona exactamente este concepto no está del todo claro, pero las partículas de cenizas pueden ser cubiertas en hielo después de llegar hasta cerca de 5 km de altura. Estas nuevas partículas de hielo  se comportarían como partículas en una tormenta: A medida que se chocan y se alejan, se acumula una carga eléctrica y de ahí derivan los grandes relámpagos.

Otra posibilidad es que el agua en el magma del volcán podría estar enfriando y creando un relámpago por el mismo mecanismo. Sin embargo, los investigadores necesitan saber más acerca de las propiedades de las columnas de cenizas antes de resolver la cuestión.

Aviones en alerta

Pero la estimación de la altura de las plumas satisface más que una curiosidad meramente académica. “Desde un punto de vista práctico, la industria de la aviación está muy preocupada por las erupciones volcánicas. Los aviones generalmente no quieren ir ni siquiera por una tormenta ordinaria y eso que ésto es esto es peor.” afirma Williams.

Las plumas de ceniza volcánica tienen más hielo y rocas y pueden estropear cualquier avión. Han habido casos en los que 747 jets han perdido sus cuatro motores después de volar a través de una pluma de cenizas. Si los controladores de tránsito aéreo tuviese una estimación más precisa de cómo estas plumas crecen, tendrían una mejor idea sobre cómo evitarlos.

El estudio fue publicado en la edición del 10 de diciembre de la revista Environmental Research Letters.

Más información sobre los efectos y acción frente a las cenizas volcánicas

Imágenes de la erupción del volcán Eyjafjallajökull, Islandia donde se aprecian los relámpagos causados por las descargas eléctricas a través de la ceniza volcánica. Créditos: Marco Fulle

Fuentes:

http://environmentalresearchweb.org/cws/article/news/44570

http://www.livescience.com/environment/volcanic-ash-cloud-monitoring-101210.html

http://www.swisseduc.ch/stromboli/perm/iceland/eyafallajokull_20100416-en.html?id=14

Volcan Lanín

La cadena volcánica Lanín-Villarica tiene una longitud de 60 km en dirección N50ºO que comprende tres estratovolcanes principales (volcanes Lanín, Quetrupillán y Villarrica) de los cuales el Lanín ha sido el menos activo en tiempos históricos. La alineación de estos tres volcanes es atribuida a la existencia de una falla bajo los volcanes. Aparte del Quetrupillán y Villarrica, existe otro número de volcanes erodados en la alineación.

Volcanes Lanín y Quetrupillán / Foto: Ben Tubby

El Volcán Lanín  de 3747 metros de altura (39,7ºS – 71,5ºO) se encuentra localizado en el extremo sudeste de la cadena y cubre un área de 220 km2 con un volumen estimado de 180 km3 . Se encuentra en el límite entre Argentina y Chile, estando casi tres cuartas partes de la estructura en territorio Argentino.

Composicionalmente, las rocas volcánicas del volcán Lanín corresponden, principalmente, a basaltos/andesitas basálticas y dacitas subordinadas con escasas variedades intermedias. Los depósitos piroclásticos post glaciales muestran también composiciones silíceas y confirman una estricta bimodalidad composicional de los magmas. Los ciclos volcánicos efusivos serían controlados por un reducido tiempo de residencia en una cámara magmática superficial con evacuación rápida y simultánea de dacitas y basaltos

Tiene una forma cónica con pendientes empinadas cubiertas parcialmente por glaciares. El volcán se formó en cuatro etapas eruptivas datadas al Pleistoceno temprano o Plioceno tardío. Las dos últimas etapas ocurrieron durante el Pleistoceno tardío y el Holoceno.

En el área vecina, 20 km al sudeste, ocurrió el evento eruptivo más reciente( hace 200 años) con el derrame de lava desde el cono El Escorial. El volcán Lanín fue reportado activo en 1906 después de la noticia en los periódicos sobre el terremoto de Valparaíso pero Sapper (1917) afirmó que ese reporte de los periódicos está muy en discusión y que no hay erupciones históricas conocidas.  Conos piroclásticos (Volcán Arenal) post-glaciares están localizados en los flancos bajos del volcán y lavas posteriores cubren estos depósitos y llegan hasta el lago Paimún.

La empinada pendiente del cono con potentes glaciares y normalmente cubierto por nieve es un claro rasgo que puede favorecer la formación de repetidos flujos de detritos. Potentes depósitos neoglaciares potencian también la peligrosidad del volcán siendo el origen de la formación de lahares, especialmente los cauces fluviales y abanicos aluviales localizados al norte y el sur del volcán.

Si bien el volcán Lanín muestra un pobre registro estratigráfico de eventos explosivos, la presencia de un domo en la cumbre que obstruye el conducto central puede ser un factor que favorece procesos eruptivos explosivos y/o el colapso de la estructura del volcán.

El Lanín es uno de los estratovolcanes más altos de los Andes del Sur y el principal escenario de peligrosidad derivados de su morfología empinada y de los procesos agradacionales que normalmente ocurren en volcanes cubiertos por hielo. Esto lo convierte en un gran riesgo para los pobladores rurales, comunidades indígenas, guardaparques, fuerzas de seguridad y turistas con emplazamientos en las cercanías al volcán como también las localidades de Junín de los Andes y San Martín de los Andes.

Vista del Lanín desde el lado chileno, en el Parque Nacional Villarica/ Foto: ROSWO, Rosenwirth-Dia

Vista del Lanin desde el lado Argentino, en Neuquen / Foto: aleposta


1. Todas las imágenes bajo licencia Creative Commons Attribution 2.0 Generic

Fuentes:

Grupo de Estudio y Seguimiento de Volcanes Activos, Universidad de Buenos Aires.

Global Volcanism Program- Smithsonian Institution

Luis E. Lara, José A. Naranjo and Hugo Moreno, 2004. Lanín volcano (39.5°S), Southern Andes: geology and morphostructural evolution, Revista geológica de Chile vol. 31.