Una década de grandes terremotos

Hace justo 10 años, ocurría el terremoto de magnitud 9.1 de Sumatra-Andaman a partir de cual se generó el tsunami del océano Indico en 2004, uno de los peores desastres en la historia que hayamos registrado en el que murieron más de 200,000 personas. En la década que le siguió a este evento, el número de terremotos y tsunamis continuó. Esta animación de NOAA te muestra de forma interactiva todos los sismos ocurridos desde el 1 de Diciembre de 2004 hasta el 30 de Noviembre de 2014 en secuencia a una velocidad de 30 días por segundo. A continuación, el video muestra también un mapa con aquellos terremotos de magnitud mayor o igual a 6.5 (cerca de 500 en total), siendo ésta la magnitud mínima conocida para la generación de un tsunami peligroso y por lo tanto el umbral que el Centro de Alerta de Tsunami del Pacifico (PTWC, por sus siglas en ingles) tipicamente usa como base para activar las evaluaciones de riesgo de tsunami. Finalmente, se muestra un último mapa con los sismos de magnitud mayor o igual a 8.0 (17 en total), los cuales cuentan con la mayor probabilidad de representar un peligro de tsunami si ocurren cerca del suelo oceánico.

Y tú, ¿sentiste alguno de estos sismos en los últimos 10 años?

Un modelo sísmico global

O Global Earthquake Model (GEM) en inglés, es una iniciativa mundial entre organizaciones estatales, internacionales, académicas y privadas cuyo principal objetivo es calcular y difundir acerca del riesgo sísmico a nivel mundial.

Se espera que el GEM calcule el riesgo sísmico basado en las características geológicas de cada zona, así como los tipos de construcción y los reglamentos de construcción en su lugar. Hasta el momento, el proyecto ha producido herramientas técnicas necesarias para calcular el riesgo, y software para ayudar a los científicos a trabajar con los datos. Estas herramientas, y los resultados que arrojen, serán revisadas cuidadosamente y al final todos los modelos, códigos y datos estarán disponibles gratuitamente.

Y como la comunicación de este riesgo puede ser algo tan complejo como el mismo proceso de estimarlo, lo interesante de esta iniciativa es que  el verdadero reto, es poner estos datos a disposición de las comunidades más vulnerables como en algunos de los países más pobres y en riesgo como Haití, que sufrió un catastrófico terremoto en enero de este año .

El objetivo a largo plazo de GEM es permitir que los funcionarios locales y miembros del público en general puedan contribuir con datos e información acerca de sus localidades a partir de un portal de comunicación, y ejecutar un cálculo para tener una idea del riesgo sísmico de la zona.

Las pruebas de la primera ronda de los modelos frente a situaciones de la vida real demostraron lo que lamentablemente se pudo comprobar que era así, que Haití era una zona de alto riesgo sísmico. El siguiente paso es comprobar el riesgo sísmico y los datos obtenidos, y para 2011 se espera que ya se pueda tener acceso a las herramientas desde los portales.

Creo que sin duda alguna es una iniciativa importante porque justamente tiene como uno de sus objetivos principales el fortalecer ese puente de comunicación entre la investigación cientifíca y las comunidades que necesitan de esa información para salvar vidas. Seguiremos de cerca las actividades que se lleven a cabo en el marco de este proyecto y lo estaremos actualizando en este blog!

De todos modos, para quienes estén interesados en participar o quieran conocer más acerca del programa, pueden visitar la página oficial: http://www.globalquakemodel.org/

Es la reciente actividad sísmica inusual? Los cientificos contestan que no.

De repente al ver los medios de comunicación da como una impresión de que la cantidad de eventos sísmicos en el mundo está aumentando. El trágico terremoto de magnitud 6.9 en China del 13 de Abril (el cual a propósito, no tuvo tanta repercusión mediática como el de Chile o el de Haití) y los otros recientes sismos de México, Chile y Haiti han hecho que surgan especulaciones de todo tipo y la duda sobre si esta actividad sísmica es inusual.

Según un comunicado de la USGS, los científicos afirman que por el momento el 2010 no muestra signos de actividad sísmica inusual. Desde 1900, un promedio de 16 sismos de magnitud igual o mayor a 7 – el tamaño que los sismólogos definen como principales – se han producido en todo el mundo cada año. Algunos años han presentado mínimos de 6, como en 1986 y 1989, mientras que en 1943 hubo 32, con una gran variabilidad de año en año.

Si observamos el listado de los sismos históricos en el mundo de la USGS con su correspondiente magnitud y profundidad, podemos verificar que los seis grandes terremotos en los primeros cuatro meses de este año, todavía se encuentran dentro del rango normal. Por otra parte, desde el 15 de abril de 2009, al 14 de abril de 2010, se han registrado 18 sismos de gran intensidad, también un número dentro de la variación esperada.

Comparación de Magnitud vs. Profundidad de sismos en el mundo desde  1990 a mediados de 2010. Se observa que el promedio del 2010 está dentro del rango normal / Imagen: USGS Earthquakes Hazard Program.

Según el mismo informe, las réplicas continuarán en las zonas aledañas a cada uno de los sitios de los principales terremotos de este año. Es poco probable que alguna de estas réplicas sean más grandes que los terremotos experimentados sin embargo las estructuras dañadas en los eventos anteriores podrían debilitarse más.

Más allá de las secuencias de réplicas en curso, los terremotos en los últimos meses no han planteado la probabilidad de un aumento de  grandes terremotos futuros; No obstante, la probabilidad tampoco ha disminuido. Seguirán ocurriendo grandes terremotos del mismo modo que han ocurrido en el pasado.

Y ya que estamos, también les recomiendo visitar la nueva herramienta del IRIS, que es el monitor sismico actualizado en tiempo casi-real que incluye algunas guías interactivas.

Erupciones volcánicas después del terremoto en Chile?

Después del fuerte sismo en Chile, muchas son las dudas que vienen acerca de los acontecimientos geológicos venideros. Habrán más tsunamis? más temblores? aumentarán las erupciones volcánicas?

Sobre el efecto de los sismos en el aumento de las erupciones volcánicas ya se han presentado desde hace algunos años diferentes hipótesis, en concreto, en 1998 Alan Linde y Selwyn Sacks, del Instituto Carnegie de Washington, publicaron en la revista Nature un estudio donde analizan 204 terremotos que se produjeron en los últimos dos siglos. En su trabajo indicaron que durante las primeras 48 horas que siguieron a los temblores, entraron en erupción muchos de los volcanes que se encontraban en un radio de hasta 750 kilómetros del epicentro del sismo y que el riesgo de erupción se mantendría por unos tres años en esa zona de influencia.

Las ondas sísmicas generadas a partir de sismos pueden generar perturbaciones sobre  la roca fundida  y a raíz de la convección( intercambio de energía),  los gases que nacen del magma se incorporan a las cámaras magmáticas (el repositorio de magma que se encuentra presente en los volcanes activos en fase previa de erupción). Así es como aumenta la presión interna de las cámaras y los gases comienzan a fisurar las paredes de los volcanes y los gases van yendo en dirección ascendente.

Según el vulcanológo Alberto Caselli de la Universidad de Buenos Aires:

a principios de 1900 y en 1960 hubo dos terremotos bastante importantes en el centro de Chile y que se pudo comprobar un posterior aumento en las erupciones. En el caso de 1960, entraron en actividad siete volcanes andinos, entre ellos el Peteroa, el Copahue, el Villarica y el Tupungatito, además de varios volcanes chilenos”.

También en el 2008, los investigadores Sebastian Watt, David Pyle y Tamsin Mather de la Universidad de Oxford señalaron en su artículo: “La influencia de grandes terremotos sobre la tasa de erupciones volcánicas a lo largo de la zona de subducción Chilena” (En inglés: ‘The influence of great earthquakes on volcanic eruption rate along the Chilean subduction zone’, Earth and Planetary Science Letters, vol. 277, nos. 3-4, 30 January 2009, Pages 399-407), una potencial conexión entre los terremotos y el incremento de la actividad volcanica en Chile en los dos siglos pasados y concluyeron que había cierta evidencia de que efectivamente existia una conexión:

Hemos demostramos un incremento significativo en la tasa de erupciones que hubo después de terremotos de Magnitud 8 o más, notablemente en 1906 y 1960, con situaciones similares atrás en el registro. Las tasas eruptivas se incrementaron por encima de los niveles  de fondo durante los 12 meses siguientes  a los terremotos de 1906 y 1960 con la aparición de 3-4 erupciones que se estima han sido sismicamente influenciadas en cada instancia”

Según un artículo publicado en New Scientist, CharlesDarwin estuvo dentro de las primeras personas en sugerir una conexión entre grandes terremotos y el incremento de actividad volcánica. En sus registros, Darwin noto que un terremoto de gran magnitud fuera de la línea de costa chilena en Febrero de 1835, sucedió justo antes que resucitaran algunos volcanes inactivos y se incrementara la tasa de erupción de otros volcanes activos.

En el mismo artículo, el investigador Pyle señala que:

“El terremoto de Chile ocurrió en la misma sección de falla que causó el terremoto que Darwin observó en 1835. Estaremos realizando mediciones satelitales de calor y deformación para estar pendientes del arco entero de volcanes desde Llaima en el sur hasta Tupungatito en el norte. En los volcanes que se encuentran actualmente activos, es probable que veamos un incremento en las explosiones de vapor, pero no esperamos que presenten un aumento significativo del peligro

En este mismo sentido, al verificar los boletines de actividad volcánica emitidos por el Observatorio Vulcanologico de los Andes del Sur, encontramos que por el momento los principales volcanes activos se encuentran estables:

Volcán Chaiten: La actividad sísmica del volcán ha conservado su tendencia a la estabilidad en niveles considerados bajos – promedio de 8 eventos diarios – con predominio de sismos tipo VT cuyas magnitudes no sobrepasaron un valor de 1,8. Los epicentros de estos eventos fueron localizados en inmediaciones de la caldera, preferentemente hacia el sector sur, con profundidades comprendidas entre 1,5 y 5,0 km.

Los peligros actuales son los mismos que se han informado los últimos meses, esto es: probables colapsos parciales del conjunto de domos, transporte de abundantes materiales volcánicos disponibles en los flancos de serranías cercanas y en el entorno del volcán, que luego se depositan a lo largo de cauces de ríos y riberas del océano cercano a su desembocadura, especialmente durante períodos prolongados e intensos de lluvias, y posibles explosiones que pueden generar flujos de rocas y cenizas.

Caldera Volcan Chaiten /Foto: Sernageomin

Volcán Villarica: Presenta la fumarola habitual inclinada hacia el suroeste, existiendo depositación de material particulado sobre los flancos del mismo. Se pudo constatar que la apariencia de las grietas después del sismo de magnitud 8,8 y las posteriores réplicas, es de estabilidad. No se observaron cicatrices de nuevas avalanchas o caída de rocas.

Sobrevuelo aereo en el volcán Villarica/ Foto: Sernageomin

Volcan Callaqui: Se observó la presencia de fumarolas de color blanco, con alturas que no sobrepasan los 150 metros de altura. Es importante hacer notar que estas características estaban presentes antes del sismo de magnitud 8,8.

Los siguientes volcanes aparecen en completa normalidad y sin la presencia visual de elementos que indiquen inestabilidad (fumarolas o salida de gases, derrumbes, etc.), tanto en sus cráteres como en sus flancos: Sollipulli, Lonquimay, Tolhuaca, Copahue, Sierra Velluda y Antuco.

A partir de lo anterior, el SERNAGEOMIN mantiene la alerta nivel 4 – AMARILLA – para el volcán Llaima y alerta nivel 1 –VERDE – para el volcán Villarrica cuyo glaciar del sector norte se observa estable. La situación general de los demás volcanes en este período, están dentro de su estado habitual.
Volcan Vatuco/Foto: Sernageomin

Volcan Copahue/ Foto: Sernageomin

Volcán Sierra Velluda/ Foto: Sernageomin

Volcán Lonquimay/ Foto: Sernageomin

En la página web del OVDAS se puede tener acceso a las webcams las 24 horas de vigilancia de los distintos volcanes activos de Chile.

Por lo tanto, lejos de fomentar pánico, lo que señala esto es que si bien no se descarta que haya un aumento en la actividad volcánica a raiz del sismo principal y de las réplicas posteriores, por ahora la actividad volcánica en la zona transcurre con total normalidad y no se espera que tenga un aumento demasiado significativo; es importante por lo tanto estar informado y preparado para cualquier eventual aviso de las autoridades locales competentes. Estar informado con las fuentes veridicas es la mejor forma para estar preparado!

Twitiando sismos

El servicio geológico de los Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés) ya tiene en marcha a USGS Ted (Twitter Eartquake Detector: Detector de Sismos en Twitter), sistema que está siendo desarrollado para rastrear todas las respuestas a temblores y terremotos que se hagan en Twitter.

Todavía está en una fase de prueba, pero es bastante útil para conocer información al instante acerca de eventos sismicos en todo el mundo y cómo la gente los ha sentido en el lugar. Así que para los que les urge información en el momento, esta es una herramienta importante.

Y para los que quieren todavía más, cuentan también con el sistema de notificación de sismos de la USGS, el cual alerta de sismos de magnitud 1+ para Estados Unidos y 4.5+ para el resto del mundo. Una vez las estaciones de radares sismicos han recibido la información, ésta te llega con el informe preliminar a tu e-mail.

En Argentina, también se puede recibir información detallada de sismos en tiempo real para cada una de las provincias por medio del servicio sismologico de Mendoza (aunque la notificación es igualmente hecha vía el sistema de la USGS).

Son algunos recursos para todos aquellos que quieren y/o necesitan saber información en primera mano de los eventos sísmicos en el mundo, como yo 🙂