Es la reciente actividad sísmica inusual? Los cientificos contestan que no.

De repente al ver los medios de comunicación da como una impresión de que la cantidad de eventos sísmicos en el mundo está aumentando. El trágico terremoto de magnitud 6.9 en China del 13 de Abril (el cual a propósito, no tuvo tanta repercusión mediática como el de Chile o el de Haití) y los otros recientes sismos de México, Chile y Haiti han hecho que surgan especulaciones de todo tipo y la duda sobre si esta actividad sísmica es inusual.

Según un comunicado de la USGS, los científicos afirman que por el momento el 2010 no muestra signos de actividad sísmica inusual. Desde 1900, un promedio de 16 sismos de magnitud igual o mayor a 7 – el tamaño que los sismólogos definen como principales – se han producido en todo el mundo cada año. Algunos años han presentado mínimos de 6, como en 1986 y 1989, mientras que en 1943 hubo 32, con una gran variabilidad de año en año.

Si observamos el listado de los sismos históricos en el mundo de la USGS con su correspondiente magnitud y profundidad, podemos verificar que los seis grandes terremotos en los primeros cuatro meses de este año, todavía se encuentran dentro del rango normal. Por otra parte, desde el 15 de abril de 2009, al 14 de abril de 2010, se han registrado 18 sismos de gran intensidad, también un número dentro de la variación esperada.

Comparación de Magnitud vs. Profundidad de sismos en el mundo desde  1990 a mediados de 2010. Se observa que el promedio del 2010 está dentro del rango normal / Imagen: USGS Earthquakes Hazard Program.

Según el mismo informe, las réplicas continuarán en las zonas aledañas a cada uno de los sitios de los principales terremotos de este año. Es poco probable que alguna de estas réplicas sean más grandes que los terremotos experimentados sin embargo las estructuras dañadas en los eventos anteriores podrían debilitarse más.

Más allá de las secuencias de réplicas en curso, los terremotos en los últimos meses no han planteado la probabilidad de un aumento de  grandes terremotos futuros; No obstante, la probabilidad tampoco ha disminuido. Seguirán ocurriendo grandes terremotos del mismo modo que han ocurrido en el pasado.

Y ya que estamos, también les recomiendo visitar la nueva herramienta del IRIS, que es el monitor sismico actualizado en tiempo casi-real que incluye algunas guías interactivas.

El terremoto en Chile y en Haití

Hoy, cuando ya han pasado algunas semanas después del fuerte terremoto del 27 de Febrero en la costa del centro-sur de Chile, siguen surgiendo cada vez más informaciones acerca de las caracteristicas de la falla que dió origen al mismo así como las comparaciones de por qué si el sismo en Chile fue mucho más intenso que el de Haití, éste último fue más devastador en términos de vidas e infraestructura.

Pues bueno, primero que todo señalar que hay dos métodos distintos de medición de un terremoto: por su magnitud y por su intensidad. Comunmente se habla de la “magnitud” del sismo, especialmente en los medios de comunicación. La magnitud de un sismo está relacionada con la cantidad de energía que es liberada a raíz de un terremoto.

La escala de Richter es un tipo de escala de magnitud que usa la amplitud de la vibración sobre un sismografo para estimar el tamaño de un terremoto: entre más grande sea el gráfico sobre el sismografo, más grande el terremoto. (La magnitud de momento es usada hoy en día también e incluye información que brinda un panorama más completo de la energía liberada por el sismo). Esta información es especialmente importante para comprender los grandes sismos, como el ocurrido en Chile.

El siguiente video del IRIS (Incorporated Research Institutions for Seismology) muestra la propagación de las ondas sísmicas durante el terremoto de Chile y el sismograma registrado en la Universidad de Portland en Estados Unidos:

El sismologo Ian Stimpson publicó en su blog una imagen muy útil en la que compara los dos sismogramas de los sismos de Chile y Perú, en uno solo a escala:

Comparación de las magnitudes 7.0 y 8.8 de los sismos en Haiti y en Chile respectivamente/ Imagen: Ian G. Stimpson

La amplitud máxima del terremoto de Chile es cerca de 35 veces más grande que el de Haiti. La diferencia en energía es incluso más extrema: El terremoto de Chile liberó algo como 500 veces la energía liberada en el de Haiti. Una de las razones puede ser vista en el sismograma: el sismo de Chile sacudió por más tiempo que el de Haiti y el sismo de Chile tuvo lugar en un área mucho más grande que el de Haiti (cerca de diez veces más larga).

El daño que causo el terremoto en Chile lejos de ser insignificante y sobre el cual todavía existen dudas del número real de muertos y damnificados a raíz del tsunami y el terremoto en sí, no significa que hubiese sido 500 veces peor que el de Haití (en el cual murió más gente). La diferencia podría deberse al tipo de construcciones, a la densidad de población y nivel socio-económico de las zonas afectadas entre otras; estas diferencias reflejan también la segunda forma de medir un terremoto: la intensidad sismica.

La intensidad de un sismo describe su efecto sobre la superficie terrestre (incluyendo su efecto sobre las personas y las construcciones) y es medida sobre una escala descriptiva llamada la Escala de intensidad modificada de Mercalli. La escala de intensidad de Mercalli incluye detalles como cuando un sismo despierta a las personas cuando están durmiendo (intensidad V), cuando mueve muebles pesados (intensidad VI), o cuando ocasiona por ejemplo la caida de chimeneas (intensidad VIII). La intensidad está relacionada con la energía liberada durante el terremoto pero también con la distancia desde el punto donde la falla se deslizó, hasta todo el camino que la falla rompió durante el terremoto. Y estas diferencias significan que Puerto Principe fue sacudido realmente fuerte, probablemente más fuerte que en Chile.

El terremoto de Haiti sacudió una pequeña area muy fuertemente. Desafortunadamente, esa área incluía la ciudad de Puerto Principe, una ciudad con una densidad de población y edificaciones que no estaban preparados para un terremoto. Los resultados fueron devastadores.

Para aquellos interesados en conocer con detalle más cientifico sobre las caracteristicas geologicas de ambas zonas, la sociedad geologica de Londres, ha puesto a disposición de forma gratuita, una colección de papers de acceso abierto que van desde autores como Charles Darwin hasta los más reconocidos tectonistas andinos de hoy en día, en los cuales se puede encontrar una descripción bastante más detallada de la téctonica y rasgos sismicos de Chile y Haiti